Los momentos felices son cortos, para aprovecharlos sin embargo imaginamos que siempre es todo malo que lo arruinamos.